Requisitos para pagar 60 euros en la cuota de autónomos en España en 2020

Qué requisitos debes cumplir para pagar 60 euros en la cuota de autónomos en España en 2020

Si estás pensando en darte de alta como autónomo, no lo hagas sin antes leer este post. Porque te voy a contar cómo puedes ahorrarte más de 4.000€ en tu cuota durante los dos primeros años.

Es decir te voy a hablar de la tarifa plana. Te explicaré en qué consiste, cuáles son los requisitos para pagar 60 euros en la cuota de autónomos y disfrutar de esta bonificación, que cuantías deberías asumir y las excepciones que existen.

¿Te interesa, no? Pues venga, vamos al lío.

Qué es la tarifa plana en la cuota de autónomos

De forma simplificada se puede decir que la tarifa plana es el pago que hace un autónomo que cumple una serie de requisitos, siendo el más relevante que se ha dado de alta por primera vez, para cubrir sus obligaciones legales con hacienda durante los dos primeros años de actividad.

En esa tarifa plana está incluida la cotización tanto por contingencias comunes, como por profesionales. 

Y durante ese periodo de tiempo la cuantía va incrementando hasta que terminas pagando la cuota ordinaria de autónomos.

Esta medida se llevó a cabo para facilitar los inicios a quienes deciden emprender y apenas tienen recursos. 

Y la verdad es que viene bastante bien. Porque te da tiempo a arrancar un negocio sin tener que asumir grandes costes.

Pero como te decía, la cuantía no es siempre la misma:

  • Los 12 primeros meses pagarás una cuota fija mensual de 60€, si te acoges a la base mínima de cotización.
  • Los 6 meses siguientes tendrás una reducción del 50% de la cuota ordinaria.
  • Los siguientes 6, una reducción del 30%.
Requisitos para pagar 60 euros en la cuota de autónomos

Cuando acaben los 2 años tendrás que pagar el importe total, que es de 283,32€.

Profundicemos en las cuantías

En el post “Cuota de autónomos en España 2020”, te expliqué cómo calcular tu cuota, según la base de cotización que elijas y te mencioné las coberturas que tienes incluidas por asumir dicho pago. 

Sin embargo, sé que puede surgir la duda de si esas coberturas quedan incluidas en la tarifa plana.

Vamos a verlo y a repasar la cuantía que vas a tener que pagar en cada tramo.

Del mes 1 al 12

La cuota fija a pagar es de 60€. Y de ese importe, 51,50€ van para contingencias comunes y 8,50 para contingencias profesionales. En ese periodo estarás libre de cotizar por cese de actividad y formación profesional.

Del mes 13 al 18

Si continuas cotizando con la base mínima, tu cuota será de 142,13€. Aquí te beneficiarás de una reducción del 50% que se aplicará sobre las contingencias comunes. Y quedan excluidas las cotizaciones por formación profesional y cese de actividad.

Del mes 18 al 24

Durante los 6 últimos meses de este periodo de bonificación, pagarás 195,59€, que supone una reducción del 30% sobre la cuantía ordinaria y que se aplica nuevamente sobre las contingencias comunes. Hablamos, otra vez, de cifras calculadas en base a la cotización mínima. E igualmente quedan excluidas las cotizaciones por formación profesional y cese de actividad.

Si sumas el ahorro que supone pagar estas cuantías en lugar de los 283,32€ que paga de cuota un autónomo ordinario, comprobarás que te estás ahorrando más de 4.000€ que puedes invertir en otros aspectos de tu negocio.

Requisitos para pagar 60 euros en la cuota de autónomos 

En caso de que te interese todo lo que te estoy contando y quieras acogerte a esta bonificación, debes saber que el principal requisito para pagar 60 euros en la cuota de autónomos es que te des de alta por primera vez en el RETA, o que no hayas estado dado de alta en los 2 años anteriores.

Si lo cumples, ya estás más cerca de beneficiarte de la tarifa plana.

No obstante hay algunos requisitos adicionales que debes tener en cuenta:
  • Si ya estuviste dado de alta como autónomo, es necesario que hayan pasado 3 años desde que te diste de baja del RETA.
  • No puedes ser administrador de una sociedad mercantil.
  • Ni tampoco ser autónomo colaborador.

Casos especiales más allá de los requisitos para pagar 60 euros en la cuota de autónomos

Todo en la vida tiene sus excepciones, y aquí no íbamos a ser menos. 

Existen una serie de casos puntuales en los que un autónomo puede acogerse a la tarifa plana, más allá de los requisitos generales. Vamos a verlos.

Autónomos que desarrollen su actividad en municipios de menos de 5.000 habitantes.

Si vas a darte de alta como autónomo y vas a trabajar en un municipio de menos de 5.000 habitantes, pagarás la tarifa plana de 60€ durante los 2 primeros años. Sin cambios en la cuantía a partir del mes 13. 

Eso sí debes estar empadronado en dicho municipio cuando te des de alta y residir allí. 

Y mantener estas circunstancias al menos durante 4 años. 

En caso de que no sea así, tendrás que lidiar con hacienda. No te digo más.

Hombres menores de 30 y mujeres menores de 35 años.

Las personas que cumplan estos requisitos, cuando acaben los 24 meses de bonificaciones de los que hablábamos antes, podrán tener unos beneficios extra.

Podrán continuar disfrutando de una bonificación del 30% durante 12 meses más. Por lo que al final acumularán 36 meses de pago de cuota reducida. Nada más y nada menos.

hacer una factura sin ser autónomo

Personas discapacitadas o víctimas de violencia de género o terrorismo.

En este caso, los 12 primeros meses desde el alta el en RETA, el autónomo pagará la tarifa plana de 60€. Pero a partir del mes 13 viene la diferencia.

Podrán aplicarse una bonificación del 50% en la cuota durante los siguientes 48 meses.

Mujeres que acaban de ser madres

Si has tenido un bebé, te diste de baja y ahora vuelves a formar parte del RETA, al margen de los requisitos para pagar 60 euros en la cuota de autónomos, podrás beneficiarte de la tarifa plana durante 12 meses.

Eso sí debes darte de alta en los 2 años siguientes tras haber cesado tu actividad por maternidad.

Personas de 48 años o más

Todos los casos que te he mencionado anteriormente, hablamos de pagar 60€ como cuota siempre y cuando estés sujeto a la base mínima de cotización. Si deseas cotizar más, aunque tendrás bonificación, tu cuantía será otra.

Este es el caso de las personas mayores de 48 años, que no pueden cotizar por la base mínima, sino por una superior. Lo cual implica que su tarifa plana sea también un poco más alta.

Siempre que se cotiza con una base diferente a la mínima y estás disfrutando de las bonificaciones de la tarifa plana durante los 12 primeros meses, la reducción que se aplica es del 80% respecto a la cuota ordinaria correspondiente.

Con la Agencia Tributaria no se juega

Si te ha quedado alguna duda, o no sabes si estás incluido en alguno de estos casos especiales, lo mejor es que contactes con alguien que te pueda ayudar de primera mano.

En estos asuntos no conviene hacer conjeturas. Porque puede ser que estés pagando de más, por estar mal informado, o que estés pagando de menos, que hacienda te pille y te sancione.

En cualquiera de los casos es un disgusto que se puede evitar. Y si quieres yo te puedo echar un cable. ¿Qué me dices? 

Solo tendrás que rellenar este formulario y me pondré en contacto contigo lo antes posible para resolver esas dudas.

About the Author Raul Florido

Abogado, al que le encanta el marketing con la intención de ayudar a todos aquellos que tengan un negocio online a cumplir con la legalidad porque es una necesidad de hoy día que muy pocos llevan a cabo.

follow me on:

Leave a Comment: