Cómo declarar el IVA y quiénes tienen que declararlo

Cómo declarar el IVA y quiénes tienen que declararlo

Hoy te quiero hablar de un tema que a más de uno le pone los pelos de punta: el IVA.

Porque todos sabemos que al tener un negocio es uno de los impuestos que tenemos que pagar, pero surgen muchas dudas alrededor de él, ¿cierto?

Voy a intentar resolverlas en este post. Especialmente las relacionadas a cómo debes declarar el IVA y quiénes están en la obligación de hacerlo.

Empecemos que tenemos bastante trabajo.

Lo primero de todo: ¿qué es el IVA?

IVA son las siglas de Impuesto sobre el Valor Añadido. Y se define como el impuesto que grava el consumo de productos y servicios.

Cuando haces una compra, una parte de lo que pagas es IVA. Generalmente un 21% del importe base, aunque ahora veremos que existen excepciones.

Lo mismo ocurre si en lugar de comprar, vendes un producto o servicio. En tu factura deberás añadir el tanto por ciento correspondiente al IVA para que tu cliente lo pague.

Este impuesto siempre recae sobre la persona que compra.

Y es algo que la persona que vende, luego tendrá que entregar a las arcas del Estado. No forma parte de sus beneficios.

¿Hasta aquí claro? Sigamos.

Cómo declarar el IVA y quiénes tienen que declararlo

Tipos de IVA

La cosa se complica cuando a la hora de declarar el IVA descubrimos que hay diferentes tipos. Y que dependen de la naturaleza de la actividad del negocio.

Es necesario que los conozcas para saber qué es lo que tienes que declarar. Así que presta atención:

Tipo general

Se trata del 21% y es el que se aplica sobre la mayoría de bienes y servicios.

Tipo reducido

Se aplica un 10% sobre el importe del bien o servicio que compras. Y se usa en los siguientes casos:

  • Alimentos de consumo humano o animal.
  • Productos agrícolas, forestales y ganaderos.
  • Agua.
  • Productos sanitarios.
  • Viviendas.
  • Transportes.
  • Hostelería.
  • Limpieza de vía pública.
  • Obras en viviendas.
  • Arrendamientos.
  • Importaciones de arte, antigüedades y objetos de colección.

Tipo superreducido

Consiste en un 4% y se aplica sobre:

  • Alimentos no elaborados.
  • Libros, periódicos y revistas.
  • Medicamentos.
  • Vehículos para minusválidos.
  • Prótesis e implantes.
  • Viviendas de protección oficial.
  • Teleasistencia y ayuda a domicilio.

Actividades exentas de IVA

Por otro lado, hay actividades que directamente no contemplan este impuesto. Y son:

  • Docencia.
  • Educación infantil, universitaria y de posgrado.
  • Enseñanza de idiomas.
  • Formación profesional.
  • Asistencia a personas físicas por sanitarios.
  • Servicios de artistas, escritores, traductores, compositores…
  • Seguros.
  • Mediación en diversas operaciones financieras.
  • Vivienda en terrenos rústicos.
  • Sellos de correos.

¿En qué tipo de IVA encaja tu negocio?

Cuando lo sepas, sabrás qué porcentaje debes añadir a tus facturas, para más tarde entregarlo al Estado.

Pero entremos ya en materia. 

Qué tiene que hacer un autónomo o empresario con el IVA

Para que lo entiendas, te lo voy a explicar en tres pasos muy simples.

  1. Cobrarlo a sus clientes.

Cuando venda sus productos o servicios, debe aplicarlo en la factura. Esto se llama IVA repercutido.

Imagina que el IVA que tienes que aplicar es el general. Y que el importe de tu producto es de 100€. En la factura deberás sumar al importe final el 21% de 100€, que es 21€. Lo que resulta un importe total de 121€.

NOTA: en la factura,  hay que tener en cuenta que también puede ser de aplicación la retención del IRPF. No hablamos de él por no ser objeto de este post, pero no lo olvides.

  1. Deducir el IVA pagado.

Cualquier autónomo o empresario, al igual que tiene ventas, tiene gastos. Esos gastos tendrán asociado un IVA que más tarde podrá deducir en sus liquidaciones trimestrales.

A este se le llama IVA soportado.

  1. Declarar el IVA de forma trimestral.

Cada tres meses, es de obligado cumplimiento presentar la liquidación correspondiente del IVA. Esto consiste en realizar un ajuste entre en IVA repercutido y el soportado y si el primero es mayor, el autónomo o empresa deberá pagar la cantidad correspondiente.

Pero si es menor, el resultado será a su favor.

Hablemos ahora de cómo declarar el IVA.

Cómo se rinde cuentas al Estado

Lo primero de todo es saber quién debe rendirle cuentas al Estado.

Es muy sencillo: todo aquel que ejerza una actividad sujeta a IVA, sin importar bajo qué figura profesional lo haga. Es decir, ya sea autónomo, empresario, societario… da igual.

Antes te mostré un listado de actividades que están exentas de IVA. Si la tuya no está ahí, debes presentar tu declaración de IVA correspondiente.

Ahora te explico cómo.

La declaración del IVA es una actividad que deberás hacer cada tres meses a través del llamado modelo 303.

Te adelanto que no es del todo fácil. Y que consume bastante tiempo, especialmente si no tienes ni idea de por dónde meterle mano.

Si es tu caso, ponte en contacto conmigo y vemos cómo te puedo echar una mano. 

Como te decía, todos aquellos que ejerzan una actividad económica sujeta a IVA tienen que declararlo.

Esto normalmente se hace de forma trimestral y a través de un modelo, el 303, que se puede presentar de forma telemática o el papel, según cómo tributes.

Sea como sea, las fechas en las que hay que presentarlo son las mismas para todos:

  • Trimestre 1: entre el 1 y el 20 de abril.
  • Trimestre 2: entre el 1 y el 20 de julio.
  • Trimestre 3: entre el 1 y el 20 de octubre.
  • Trimestre 4: entre el 1 y el 30 de enero.

Ojo con olvidarte de estas fechas, porque quien no paga a tiempo le cae una sanción económica que, en cualquier caso, afectará a su bolsillo.

Cómo declarar el IVA y quiénes tienen que declararlo

El modelo 303

El modelo 303 es el que se utiliza para autoliquidar o declarar el IVA de una actividad económica.

De forma resumida el contenido del mismo es el siguiente:

  • IVA Devengado. Aquel que has cobrado a tus clientes por la venta de tus productos o la prestación de tus servicios.
  • IVA deducible. Importe que el autónomo o empresario puede recuperar porque ya lo pagó al consumir productos o servicios de otros profesionales.
  • Resultado de la liquidación. Muestra la cuantía final que debes entregar al Estado y la que te puedes deducir.

¿Y si no he tenido ventas? ¿Tengo que declarar el IVA?

Sí. Tienes que presentar tu declaración y luego al final de la misma verás reflejado el resultado:

  • Saldo positivo. Se refiere al importe que debes ingresar al Estado por el IVA que has recaudado.
  • Sin actividad. No hay IVA devengado ni soportado.
  • Saldo negativo. Se da cuando el IVA soportado es mayor que el devengado. Y en este caso puedes compensar el resultado con declaraciones posteriores, o solicitar que te devuelvan el importe. Esto último solo es posible en el último trimestre del año.

¿Y por qué tenemos que declarar el IVA de forma trimestral?

El principal motivo es que así Hacienda puede controlar los ingresos que va obteniendo y en caso de que hubiera impagos podría reclamarlos a tiempo.

No obstante para empresas y autónomos también es más práctico hacerlo así. De este modo se evitan tener que desembolsar una gran cantidad de dinero a fin de año y tienen más controlados sus beneficios.

Próximos pasos para declarar el IVA de tus ingresos

Rellenar el modelo 303 del que te hablé antes es bastante engorroso. Sobre todo si no tienes experiencia previa. Así que si tu actividad no está exenta de IVA, tienes dos opciones:

  • Pelearte con el modelo 303 y leerte toda la información que encuentres en la web de Hacienda para rellenarlo sin cometer fallos.
  • O contratar los servicios de una asesoría para pasarle el marrón a otros y asegurarte de que todo está correcto. En este sentido yo podría ser quien se encargue de declarar el IVA por ti. 

Si te apetece, podemos hablarlo y ver si te interesa, o no. Solo tienes que rellenar el formulario que te dejo aquí. Y en nada me pondré en contacto contigo.

¿Qué te parece? En cualquier caso me tienes al otro lado.

About the Author Sandra

Leave a Comment: