¿Por qué es importante la protección de tus datos personales?

¿Por qué es importante la protección de tus datos personales? Explicación legal paso a paso

Internet lo sabe todo de nosotros. Seguro que alguna vez has dicho esta frase e incluso te ha dado un poco de miedo.

Desde que aparecieron los blogs, RRSS y este mundillo comenzó a ganar terreno, parece que nuestros datos están vendidos. 

Pero ahí está la ley, aportando normativas y trabajando en la protección de tus datos personales para evitar que se haga un mal uso de ellos y que lleguemos a ser vulnerables. 

Hoy te voy a hablar de todo esto. Te voy a explicar por qué es importante tu privacidad, qué datos están en juego, qué puedes hacer para protegerlos y qué normativas te respaldan.

¿Listo? ¡Vamos!

Qué es la protección de datos: Definición

La protección de datos es un derecho que tienes por ley. Solo tú puedes controlar, disponer y decidir sobre ellos.

Hoy en día los datos circulan por internet de forma muy rápida y el peligro de un mal uso por parte de terceros está a la orden del día.

Por ejemplo, das tus datos cuando te registras en un hotel, cuando pides una hipoteca, contratas un seguro, te registras en una web, te suscribes a una newsletter, al darte de alta en una red social, un foro, en tu trabajo…

Si te paras a pensar estás constantemente compartiendo tus datos.

Y no solo en internet, también en medios físicos. Aunque sí es cierto que, por su facilidad de difusión, el mayor peligro está en internet.

Qué datos se deben proteger

Antes de nada deber se consciente que tú eres responsable de tu protección de datos personales.

Antes de compartirlos, fíjate bien dónde y cómo lo haces.

Pero, ¿a qué datos me refiero?

Primero están los más básicos:

  • Nombre
  • Apellidos
  • Dirección
  • DNI
  • Perfil cultural
  • Ingresos
  • Datos sanitarios
  • Tu IP

Y luego otros como:

  • Orientación sexual
  • Convicciones religiosas
  • Condenas e infracciones penales
  • Origen racial y étnico
  • Opinión política
  • Afiliación sindical

No te olvides de ellos. También son información sensible que debes proteger.

Por qué es importante tu privacidad

Todos estos datos son una mina de oro para las empresas. 

Con ellos pueden sacar mayor partido a sus campañas de marketing y ventas. Prácticamente los usan para obtener beneficios.

Si has dado tu consentimiento, perfecto. Pero si no lo has hecho, están cometiendo una ilegalidad clara.

Aunque el principal problema no es este. 

El mayor problema ocurre cuando se hace un mal uso de esos datos, o cuando la empresa a la que le diste esa información es hackeada o atacada por algún malware y le acaban robando millones de datos, entre los que están los tuyos.

Imagina que has dado tu número de tarjeta de crédito… Tendrías un problema gordo.

Cómo puedes contribuir a la protección de tus datos personales

Aunque la ley te proteja tú también debes tomar medidas en la protección de tus datos personales. 

No puedes vivir despreocupado y esperar que otros hagan el trabajo por ti. La primera responsabilidad es tuya.

Y en ese sentido, deberías tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Deja tus datos sólo en sitios seguros.

Para poder identificar si se trata de un sitio seguro o no, fíjate en la URL del mismo. Si contiene el https quiere decir que esa web es segura y no corres riesgo al dejar tus datos en ella.

  • Crea contraseñas fuertes.

Deja de usar el “12345” o el “abcde”. Esfuérzate un poco más o usa un generador de contraseñas. Normalmente ofrecen claves que combinan números, letras, mayúsculas, minúsculas y símbolos. Indescifrables.

  • Presta atención a lo que compartes.

Ten cuidado con la información que subes en tus redes. Sobre todo protege a los más pequeños, ellos son muy vulnerables en este aspecto. Y ni se te ocurra compartir a través de aplicaciones de mensajería datos bancarios o contraseñas.

  • Cuidado a quien agregas en tus redes sociales.

Si no lo conoces o no tienes la suficiente confianza, be careful. Vaya a ser que te hagan una jugarreta o que sea un robot y te acabe robando información sensible.

  • Borra historial y caché.

Así no dejarás pista sobre los sitios que normalmente visitas, tus hábitos de comportamiento… algo muy jugoso para los spyware.

¿Qué derechos tenemos al respecto?

Bueno y si a pesar de las medidas de protección de tus datos personales, acabas sufriendo algún daño, ¿cuáles son tus derechos?

Según la normativa vigente, puedes acogerte a los denominados derechos ARCO-POL:
  • Acceso. Derecho de acceder de forma gratuita a tus datos personales en cualquier momento.
  • Rectificación. Derecho de poder corregir y actualizar tu información cuando lo consideres necesario.
  • Cancelación. Derecho a eliminar tus datos cuando ya no se estén usando para la finalidad que los facilitaste.
  • Oposición. Derecho a oponerte a que traten tus datos personales, sea para el fin que sea, si así lo deseas.
  • Portabilidad. Derecho por el que se pueden traspasar los datos de una empresa a otra y por el que las personas pueden obtener su información.
  • Olvido. Derecho por el que puedes impedir la difusión de tus datos por cualquier medio, especialmente en internet.
  • Limitación. Derecho a impedir que tus datos sean expuestos a operaciones de tratamiento.

Estamos bien protegidos, ¿no?

Normativas para la protección de datos: LOPD y RGPD

Vamos a ver ahora las normativas que recogen toda esta información y las que ponen orden en la materia. Son la LOPDYGDD y el RGPD.

Hasta 2018 solo contábamos con la primera, pero en la version antigua, ya se ha actualizado desde diciembre de 2018. Como recordarás, ese año se armó un gran revuelo cuando llegó el RGPD y puso sobre la mesa todas las nuevas exigencias que debían cumplir todos aquellos que trataran con datos personales.

Internet se llenó de artículos explicando sus directrices, comentarios alarmistas, prisas, miedos… A día de hoy ha vuelto la calma.

Veamos en qué consisten estas normativas.

¿Qué es la LOPDYGDD?

Se trata de la Ley Orgánica de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales. Es una ley española que garantiza la protección de los datos personales de los ciudadanos, las libertades públicas y derechos como el honor, la intimidad y la privacidad.

Esta ley incluye medidas de seguridad y obliga a cumplir una serie de requisitos a aquellas empresas, profesionales o personas que recojan datos.

Por ejemplo si tienes una web y un formulario en el que recopilas información personal, te afecta. Debes saber cuáles son esos requisitos y cumplirlos.

¿Qué es el RGPD?

El desarrollo digital va tan rápido que normativas como la anterior, en su versión antigua ya se estaban quedando cojas, ya que era de 1999. 

Y con la finalidad de actualizarlas y adecuar la protección de tus datos personales a la nueva situación, se creó el RGPD.

Se trata del Reglamento Europeo de Protección de Datos. Con él se incorporaron los derechos POL: portabilidad, olvido y limitación.

Se profundizó en el cuidado a la intimidad de las personas, se volvieron más estrictos los requisitos para usar los datos personales y se endurecieron las sanciones.

Como te decía, fueron grandes medidas, pero generaron un revuelo considerable.

Cómo denunciar un mal uso de tus datos personales

Si se diera el caso de que sufrieras una vulneración en la protección de tus datos personales, ¿qué harías?

Lo primero de todo es dejar a un lado los nervios y alarmas. Todo tiene solución.

Y lo segundo es tomar acción. Cuanto antes te pongas en marcha para encontrar una solución, antes la tendrás.

Si necesitaras ayuda de un experto, podemos hablar.

No obstante, si quieres tratar el tema por tu cuenta lo que debes hacer es acudir a la Agencia Española de Protección de Datos y presentar un escrito denunciando los hechos (infórmate antes del procedimiento).

Este escrito debe contener:

  • Tu nombre y apellidos.
  • Hechos que quieres denunciar. Explicados al detalle.
  • Fecha.
  • Lugar.
  • Tu firma.
  • Órgano al que te diriges.
  • Documentos que prueben los hechos.

¿Lo tienes?

Lo más importante de todo

Como ves, a nivel legal tienes diferentes herramientas para poder ejercer la protección de tus datos personales.

Pero como te decía al principio, el principal responsable de los mismos, eres tú. 

Vigila qué compartes, dónde y con quién.

Internet avanza y está lleno de ventajas, pero también estamos expuestos a peligros como estos.

Así que, ponte la pilas y si necesitas ayuda, contacta conmigo.

About the Author Raul Florido

Abogado, al que le encanta el marketing con la intención de ayudar a todos aquellos que tengan un negocio online a cumplir con la legalidad porque es una necesidad de hoy día que muy pocos llevan a cabo.

follow me on:

Leave a Comment: